lunes, 11 de enero de 2010

Términos del contrato

Estando las partes presentes se procederá a la escritura del contrato de nulidad de relación entre vos, de ahora en adelante "Vos" y mi persona, de quien ahora en adelante nos referiremos como "Yo" o en su defecto "Mi".
dado el incidente, de este momento a seguir "Lo que pasó", ambas partes gracias a un (des)acuerdo tácito devenido del accionar ejecutado por Vos, seguido por Mi, viendo así quienes rodean este círculo extraño los resultados de dicho accionar y no creyendo de Mi parte apropiada la continuación de dicho círculo, se da por finalizada la (no)relación sostenida entre mis clientes, a saber Vos y Yo respectivamente.
Se deja constancia del intento reiterado que Mi persona ha echo porque las cosas fueran distintas, a lo que Vos respondías en todo momento haciendo que el círculo no pudiera salir a flote.
Esto podía considerarse homicidio de corazón agravado por el (no)vínculo de Vos hacia Mi.
Ante escribano se certifica la nulidad de todo contrato no firmado, de toda promesa hecha, de toda palabra dicha, y a pedido de Yo se borra Lo que Pasó de toda memoria emotiva/recurrente que pudiera haber en cualquier caso, penalizando con llanto casi seguro y cascada de recuerdos en cualquiera de las situaciones tanto a Vos como a Mí en caso de caer en dicho delito.
Se pide ante el Juez regente en este caso la prohibición de contacto entre las partes, acusando el posible daño psicológico/emocional que se podría producir a cualquiera, sino a ambos de mis clientes interesados en la causa.
Debido a Lo que Pasó no podrá acercarse Vos a Mí a menos de un corazón de distancia, y en caso de hacerlo deberá hacerse totalmente cargo de los posibles daños y perjuicios que se causen entre sí, el uno al otro o viceversa.
Entre Vos y Yo seguramente nunca más se hablará de Lo que Pasó, y en el caso de que se hiciera, la conversación será llevada a cabo con total desinterés, o al menos eso se demostrará.
Así entonces, y ante un honorable jurado y al Juez, los aquí presentes y los abajofirmantes Vos y Yo se comprometen a al menos intentar no volver a verse ni en pintura, promesa que puede romperse en cualquier momento no sin consecuencias posteriores, y con la posibilidad de alteración de no-trato aquí redactado, dejando abierta la puerta a eventuales cambios contractuales que se verán de acuerdo a lo que Vos y Yo acordemos respecto de Lo que pasó, reconociéndonos como personas civilizadas, o al menos meros intentos de ellas.
Vos, tan así entonces nunca te enterarás de los puntos aquí expuestos ante la comunidad.
Yo, de este modo me libero de toda culpa y cargo que pudiere haber recaído sobre mí a causa de Lo que Pasó y deja toda la culpa a quien quiera cargarla.

Así entonces, y bajo las leyes que no nos rigen, declaro la validez o invalidez a conveniencia de las partes, de acuerdo a sus intereses personales.
Tanto Vos como Yo dejamos Lo que Pasó como sólo eso y hablemos de lo que Va a pasar, dicho en términos contractuales como un proyecto a futuro que muy dudosamente se concretará.



Hey YOU! Let there be light....

3 comentarios:

Yey★ dijo...

Más claro ni el agua :(... yo creo que no fue un homicidio, porque siento que ese corazón hermoso tan tuyo, aún sigue latiendo...

Un besote Flo!

Y a esperar lo que pasará, que seguro será bueno niña hermosa!

julio cesar madriaga dijo...

me gusta

julio cesar madriaga dijo...

¿Poeta?

¿Qué duende fabrica el puente desde la frágil cordura
a la enigmática esfera donde se guardan los sueños?
¿Donde el poeta encuentra las hebras de oro y plata
para tejer un poema embebido de esperanzas?

¿Cual es la mágica esencia que baña la fría letra
con la que el duende interpreta los sentimientos del alma?
¿Que ruta escondida toman, para llegar al poeta,
la magia y la in cordura con que conjuga sus verbos?

¿Cuántas mariposas vuelan esta noche sobre ti
pintando nuevos poemas en tu cabeza de novia?
¿Por qué sendero andarás, entre unicornios perdidos,
navegando con las hadas mientras tu pluma delira?

En este gran universo debe haber un lugar,
donde florecen los versos entre rosas y dolencias
quizás los duendes custodios de ese jardín de poesías
enredan al pobre diablo con sus traviesas locuras

Si fuese fácil saberlo se moriría la magia
la inspiración y el delirio suelen juntarse a beber
del amor, del dolor, de penas, del adiós y el reencuentro
mientras el verso travieso se va tejiendo de ensueño.