jueves, 3 de septiembre de 2009

Qué lindo es verte...

Qué bueno es verte y darme cuenta, sentir hasta en la última fibra de mi ser, hasta en el rincón más recóndito de mi corazón, que sos parte del PASADO.
Sí, ese PASADO que abarca todas las letras, ese que no deja espacio ni siquiera para la nostalgia. No es que no te quise, es que HOY no te quiero (cosas de la vida)
Qué lindo es verte y saber que estás bien, que la vida pasa y estás bien.
Qué lindo que es verme mientras te veo, y darme cuenta de que todo ESO ya es PASADO. Pero pasado feliz.
Qué lindo es rememorar, sacarle un poco el polvo gris a la cajita del corazón, ojear viejas revistas, mirar fotos amarillas en una pantalla multicolor, y ver otra vez que mi vida siguió.
Es que a pesar de eso, no puedo evitar sonreir cuando te veo. Porque, por más pasado que sea, es parte de ésta (mi) vida....
Qué bueno es verme, y saber que ya no me tiemblan las piernas cuando cruzás, que no se me hace jirones el corazón, que no me vienen esas ganas de llorar.
Sí, bueno, es un pasado lejano, pero.... había que pasarlo.
No es como antes, que si te veía y me veía, estaba destruída. Ya no. Esas cosas ya no me pasan (no con vos)
Qué bueno es ver que no hay nada entre los dos. que todo fue ayer, que hoy es hoy, que ambos tenemos un mañana cada uno en su orilla, cada uno aguantando cuando rompen sus olas...
Qué bueno es vernos, y no ver nada. Hablar de todo eso como antes, pero como nunca, por supuesto.
Es tan hermoso ver que ya no me juego el corazón en cada vereda, en cada cuadra, en cada rincón, sino que (la mayor parte del tiempo está donde tiene que estar) mi sístole y mi diástole siguen al compás, bien o mal, cumplen con su función.
Qué lindo es verte y ver que un mes tras otro pasó, que el año llegó, que el "olvido" hizo bien su trabajo, y el recuerdo tiene una buena empresa de limpieza, dejando sólo lo bueno. Sólo eso que uno verdaderamente quiere recordar.
Qué bueno es ver que los programas de mi cuerpo siguen funcionando, y la "papelera de reciclaje" se vacía de tanto en tanto, como quien no quiere la cosa, así deja espacio para nuevos sentimientos, nuevas personas, nuevos días....
Qué lindo es verte, y ya no sentir que muero porque no estás (sentimiento que hace DEMASIADOS meses que no siento).
Qué lindo es verme después de haberte visto, y reconocer que estoy más entera después de una charla, ver que todo es para bien, sentir que hoy ese lugar lo ocupa..... bueno, ese lugar está ocupado (no importa como ni porqué)
Qué bueno es verme después de esto, y entender que Fuiste todo, pero fuiste.
Qué lindo es saber que los dos sentimos igual.
Es tan bueno vernos, como queriendo hacernos los adultos, es tan gracioso vernos en esa situación.
Se sabía que algún día iba a pasar, que tenía que suceder... eso de volvernos a encontrar y vernos, verte y verme, y volver a entender, reconfirmar, una vez más, para tal o cual, que somos dos diferentes, dos distintos, dos lejanos, dos ajenos, que en algún momento fueron uno.
Qué lindo es verme después de vos, y ver... ver mis ojos, que brillan a la luz del sol, a la sombra de la luna, y sobre todo, con otro amor.

Qué lindo es verte, y entender, que ya pasó.

Qué bueno es verte, y poder sonreír.


(Ahora, con vos... la situación es otra. qué lindo es verte cuando me ves, qué lindo es después mi reflejo en el espejo, no por mí, sino por la sonrisa que me dibujás sin querer, como un pintor, como un dibujante... con tinta indeleble del corazón.)

5 comentarios:

Flor de Loto dijo...

Ahhh!!!!!! qué bonito te quedó esto!!!!!

Me encantóoo!

Y felicidades por la situación nueva =)

Soledad dijo...

"Qué bueno es vernos, y no ver nada"
Esta frase me gustó..

Yey dijo...

que el "olvido" hizo bien su trabajo, y el recuerdo tiene una buena empresa de limpieza... hermosas palabras!
Realmente desde el inicio es tan bello todo lo que dices, se siente tan bien cuando por fin llega la calma...

Ojalá que a mi algún día me pase eso, acabo de terminar uan etapa y deseo tanto ya no sentir lo mismo, este sentimiento sólo me hace daño...

Q lindo que escribas Flo, ahora esta maquinista está con el corazón roto y sólo espero que el sabio tiempo me cure las heridas...

Un besote

fabi. dijo...

Me encantó.

te leo (:

fabi.

mateaunaabeja dijo...

me encanto tu blog! lo vengo leyendo desde hace un tiempo, y me siento identificada cob algunas cositas!!

un besito